Mandalas especiales

¿Sabéis qué es un mandala?

Un mandala es un dibujo para colorear muy muy especial. Os voy a contar un poquito sobre ellos. Los mandalas son unos dibujos circulares que nos ayudan un montón. ¿Sabéis por qué nos ayudan?

Cuando coloreamos un mandala, nos relajamos, expresamos lo que sentimos, nos ayuda a concentrarnos, nos ayudan a superar situaciones muy diversas, como el miedo, el nerviosismo, la ansiedad... 

Pero para que pintar un mandala nos relaje, es muy importante que lo hagamos en un sitio tranquilo y en paz. Podemos poner música relajante de fondo para que la relajación sea mejor. 

Además, después de terminar nuestro mandala, si nuestros papás nos dejan podemos pegarlo en un corcho, en la pared, regalárselo a alguien a quien queramos mucho, o decorar la puerta de nuestra habitación. 

Dibujos de mandalas por cada estación 

Más abajo os dejo dibujos de mandalas para imprimir y pintar con rotuladores, pinturas de madera, ceras, témperas o lo que queráis. Si necesitáis un poco de ayuda para imprimir, en la barra lateral de la página principal hay un pequeño texto que intentará ayudaros.

Y recordad, en cada estación nueva ¡habrá mandalas nuevos!

Cuelga puertas para decorar las puertas de nuestra casa. 

Primero imprimimos el dibujo y lo coloreamos con los colores típicos de la estación. 

Cuando tengamos nuestro mandala coloreado, lo pegaremos en una cartulina del color que más nos guste y recortaremos el círculo.

Si queremos, podemos echar sobre el dibujo, con ayuda de papá o de mamá, un poquito de alkil con un pincel y dejarlo secar para que brille más.

Cuando ya lo tengamos recortado, tenemos que pedir ayuda a mamá, a papá o a un adulto para hacer un agujerito en la parte de arriba del mandala.

Por último, pasaremos una cuerda y la ataremos bien, para así poder colgarlo en la puerta de nuestra habitación y tener dulces sueños con la estación en la que nos encontremos.

Mandalas de Primavera






Mandalas de Invierno







Mandalas de Otoño

En este mandala hay hojas y frutos secos y un fruto carnoso. ¿Cuál es cuál? Los frutos secos son la bellota y las castañas, y el fruto carnoso es la calabaza que está en el centro.



Podéis colorear este mandala con colores del otoño: marrón, amarillo, naranja... y así tendremos unas hojas muy otoñales.

Mirad que contentas están las hadas entre las hojas del otoño. 

Éste puede ser un precioso árbol de hoja perenne en otoño, ¿no?

Unos árboles muy muy otoñales
¿Y qué me decís de esta hoja tan bonita?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí un comentario